Email







Choose Note

Instructions :



Existe una actividad humana que es continua, rítmica, natural, fácil y placentera. Es la respiración. Podemos aprovechar su existencia combinando la respiración con un simple ejercicio para estimular un tipo de meditación, la cual poseerá los mencionados atributos. El ejercicio consiste simplemente en repetir una palabra en silencio al inhalar y otra palabra al exhalar. Las dos palabras deben ser tales que ambas se unan para formar una frase o nombre espiritual. Un ejemplo adecuado sería: “Dios Es”.
Source: The Notebooks of Paul Brunton
• Escucha





Your friends Email:
Your Email:

The notebooks are copyright © 1984-1989 The Paul Brunton Philosophic Foundation

This site is run by Paul Brunton-stiftelsen · info@paulbruntondailynote.se