Email







Choose Note

Instructions :



Finalmente, y después de haberlo intentado mucho y duramente, nos damos cuenta de que el nudo de uno mismo, el ego, no se puede desatar. Es entonces cuando debemos clamar por la gracia y dejarla actuar en nosotros, no haciendo otra cosa que dar nuestro consentimiento y aceptar sus métodos.
Source: The Notebooks of Paul Brunton
• Escucha





Your friends Email:
Your Email:

The notebooks are copyright © 1984-1989 The Paul Brunton Philosophic Foundation

This site is run by Paul Brunton-stiftelsen · info@paulbruntondailynote.se